Booking.com

¡Calentar tabaco es mucho mejor que fumarlo!



El principal riesgo en el consumo de tabaco se encuentra en la combustión de los cigarrillos, pues en el humo en donde se encuentran la mayoría de las sustancias tóxicas para el organismo.  Es por ello que Philip Morris International (PMI) trabaja en el desarrollo de dispositivos para que aquellas personas que han decidido no dejar de fumar cuenten con alternativas de menor riesgo.

“Basados en estudios científicos conocemos que la combustión es un grave problema al fumar, ya que es el principal factor en la generación de problemas de salud. Por ello, nuestros esfuerzos están centrados en desarrollar dispositivos que calienten el tabaco en lugar de quemarlo, con lo cual ofrecemos alternativas de consumo para aquellos fumadores adultos que no quieren dejar este hábito”, dijo André Calantzopoulos, Director Ejecutivo de PMI, en un encuentro con medios internacionales. 

Estas declaraciones del directivo están basadas en los resultados que ofreció la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por su siglas en inglés), para autorizar la comercialización de IQOS, el sistema de tabaco calentado electrónicamente de PMI, como un producto de tabaco de riesgo modificado (MRTP, por sus siglas en inglés). 

Al utilizar un dispositivo como el de PMI,  se reduce en un 95% los niveles de sustancias químicas dañinas que contienen los cigarrillos. Esto se debe a que IQOS no quema el tabaco, lo calienta y por lo tanto no produce humo. 

PMI está convencido de que la autorización de comercializar  IQOS como un producto MRTP, ayudará a impulsar a que los fumadores adultos hagan una transición para abandonar a los cigarros tradicionales, y que con ello se reduzca su exposición a químicos perjudiciales.

“Nuestra meta es contar con más fumadores que cambien a IQOS. Actualmente tenemos a casi 11 millones de personas que ya se decidieron por una mejor opción, y tenemos el objetivo de que 40 millones de fumadores transiten a una alternativa de menor riesgo para el 2025. Para nosotros es difícil decir cuándo los cigarros serán eliminados, porque no depende de nosotros, sino de los gobiernos y de que los fumadores se convenzan de hacer el cambio”, puntualizó Calantzopoulos. 

Se espera que la resolución de la FDA impulse la regulación de este tipo de productos en otras partes del mundo, así como su libre comercialización para la sustitución de los cigarrillos tradicionales de combustión. 

Publicar un comentario

0 Comentarios