Booking.com

¡Municipales sometieron a balazos a un agresor!


De dos balazos en las piernas lograron policías municipales neutralizar a un sujeto que armado con un machete intentó hacer daño a uno de los uniformados, cuando alertados por la familia del agresor, acudieron para su control y posterior sometimiento.


El individuo lanzó un machetazo a uno de los municipales que logró esquivarlo pero el filo del arma cortó en dos la visera de su gorra, siendo esta acción la que originó la reacción de uno de sus compañeros que le disparó a las piernas para poder someter al agresor quien al parecer actuaba bajo influjos de enervantes.


Fue la tarde-noche del sábado, alrededor de las 19:36 horas cuando agentes de la patrulla SPM-204, fueron alertados para que se trasladaran a las cales Olivo e Hidra de la colonia La Pasión, donde uno de los vecinos portaba un machete e intentaba agredir a su familia.


Una mujer de 50 años de edad que se identificó como madre del agresor, manifestó a los agente que su hijo Cirilo, jornalero de 30 años de edad, intentó en varias ocasiones hacerle daño a ella y sus otros hijos menores, y para que se calmara le dijo llamaría a la policía, respondiendo el sujeto que no llamara a nadie, que no se le acercaran a su domicilio porque "hasta a la policía iba a machetear". 


Luego de pedir apoyo, los agentes se aproximaron al domicilio del agresor donde se encontraba un vehículo Ford Windstar color blanco, desde donde exhortaban al individuo para que se tranquilizara y que saliera para dialogar.



Intempestivamente, de atrás de la camioneta salió un masculino de pantalón de mezclilla y camiseta gris, pelo largo, llevando en su mano derecha un machete por lo que se le insistió que lo dejara para dialogar.


Sin embargo, el hombre gritó que los iba a matar al tiempo que se abalanzaba contra el oficial Luis Felipe López lanzándole un machetazo directo a la cabeza que el agente logra esquivar, pero el filo alcanzó la visera de la gorra oficial, que de no haber movido su cabeza hacia atrás, el arma lo habría alcanzado.


Ante la situación crítica donde estaba el riesgo la integridad física del oficial, otro de los agentes accionó su arma disparando su arma a las piernas del agresor para neutralizarlo y someterlo, al tiempo que se solicitaba una ambulancia para que se le atendiera de sus lesiones en zonas sin riesgo de perder la vida. 


Finalmente, a bordo de la ambulancia del Grupo Calafia, el agresor identificado como Cirilo Cruz, jornalero de 30 años de edad, fue trasladado al Hospital General Juan María de Salvatierra, donde fue diagnosticado con dos heridas por proyectil de arma de fuego con entrada y salida en tercio proximal del muslo de pierna derecha, y tercio distal de pierna izquierda, lesiones que por su naturaleza tardan en sanar más de quince días pero no ponen en riesgo la vida, quedando dicha persona internado en el hospital, bajo custodia policial.

Publicar un comentario

0 Comentarios