Booking.com

¡Se desplomó en encuesta a gobernador!


La Paz, B.C.S.- De manera sorpresiva el lento ritmo ascendente que llevaba Rubén Muñoz entre los simpatizantes de MORENA para la gubernatura de Baja California Sur, ha tenido una caída impresionante que lo envía al sótano.


La conocida empresa Gaussmetrica lo coloca en el fondo para este mes de septiembre, con cuatro puntos de diferencia de Alejandro Lage Suárez, quien continúa con un nivel ascendente y será cuestión de días para que lo rebase con facilidad.


Lo que sorprende ha sido el crecimiento del pre candidato Alfredo Porras Domínguez, que a pesar de pertenecer al Partido del Trabajo como diputado federal, ha tenido un crecimiento sostenido y actualmente tiene 21 por ciento de las preferencias.


En primerísimo lugar se ha colocado el delegado de la Secretaría de Bienestar, profesor Víctor Castro Cosío con el 24 por ciento de las simpatías de los verdaderos izquierdistas de la entidad.


El drástico descenso de Rubén Muñoz Álvarez se debe a su pasado priista, el haberle aumentado 10 mil pesos el sueldo a los regidores, la poca capacidad para solucionar la terrible escasez de agua que como nunca mantiene sedienta a la capital sudcaliforniana, además de que no ha sido capaz de construir un liderazgo en el cabildo ni ante la clase trabajadora. De hecho los policías siguen esperando que les cumpla las promesas de mejora salarial.


Y en el caso de Víctor Castro Cosío, sus bonos se cotizan a la alza por su sencillez, trayectoria en la izquierda incuestionable, honradez, capacidad de respuesta a los problemas, además de que genera confianza entre los integrantes de la 4T.



Publicar un comentario

0 Comentarios