URGENTE: ¡Revelan la lista de aviadores que tiene MORENA en Congreso de BCS!


La Auditoría observó un exceso de más de 16 millones de pesos en el Presupuesto de Egresos 2018, monto que de acuerdo con el diputado de Partido Encuentro Social, Rigoberto Murillo Aguilar, se debe al excesivo personal que los legisladores morenistas han contratado, incluyendo a allegados.


Esta información fue revelada en exclusiva por el periodista Alejandro Salazar del sitio informativo CONCEPTO BCS.


Desde el inicio de la XV Legislatura de Baja California Sur, en septiembre de 2018, se denunciaron irregularidades y contratación excesiva de personal. Ahora, lo dicho se cumplió cuando la Auditoría Superior de la Federación (ASF) solicitó la aclaración de los excesos en el Capítulo 1000, correspondiente a Servicios Personales, “para que el H. Congreso del Estado de Baja California Sur aclare y proporcione la documentación adicional justificativa y comprobatoria de 16,100,000.00 pesos (dieciséis millones cien mil pesos 00/100 M.N.), por concepto de aumento del capítulo 1000 Servicios Personales, respecto de la asignación aprobada en el Presupuesto de Egresos para el ejercicio fiscal 2018”.


El Capítulo 1000 Servicios Personales, se refiere al personal suficiente para operar y que estén en condiciones de cumplir con el propósito encomendado, en este caso, que haya una legislación en el Estado.



Asimismo, considera las remuneraciones a los distintos tipos de empleados, pagos de prestaciones, seguridad social, servicios personales, de estímulos a servidores públicos, entre otros.


La ASF observó un exceso superior a 16 millones de pesos en el Presupuesto de Egresos 2018, debido al excesivo personal que los legisladores morenistas han contratado.


“He sido muy respetuoso, de que la información interna del Congreso se siga manteniendo interna, jamás nos hemos prestado para sacar publicaciones de lo que acontece aquí internamente en materia administrativa, pero sí quiero puntualizar algo: tenemos una observación de la Auditoría Superior Federal respecto al Capítulo 1000, que está abierta, está vigente y tenemos que ser muy francos, no esperar una sesión para decirlo. Cuatro o cinco diputados nada más se salvan de esa situación, porque están totalmente regulares en la contratación de personal, todos los demás hemos rebasado la bolsa que teníamos”, afirmó Rigoberto Murillo Aguilar, diputado por el Partido Encuentro Social (PES).


La auditoría número 1730 a la cuenta pública 2018, dio cuenta que las cosas no se están haciendo bien al interior del Congreso de Baja California Sur.


Un claro ejemplo es el registro de personal que ingresó con la nueva Legislatura, particularmente personal que fue dado de alta por diputados de Morena, la cuota política y de pago al apoyo en campaña.


Alrededor de 200 mil pesos en cheques no ha comprobado Ramiro Ruiz Flores de MORENA


Solo en lo que refiere a personal de nuevo ingreso, que son 40 trabajadores todos con vínculos a los regidores morenistas, la nómina entre esos empleados es superior a un millón de pesos al mes (en promedio cada uno recibe más de 25 mil pesos), aunque algunos perciben 70 mil, 60 mil, 40 mil y 30 mil pesos; incluso hay personal que labora con los diputados, pero cobran a través de otras áreas para evitar el cargo a su bolsa.


“Estamos tratando de hacerlo desde hace mucho tiempo, desde que la compañera Perla estuvo en la Junta de Gobierno, se les expuso a cada uno de los compañeros que estaban en la Junta de Gobierno, el exceso de personal que tenían en sus bolsas y que algunos lo disfrazaron y los pusieron en las unidades o las áreas del Congreso, como para que se le pagara por ese lado y no fuera evidente que estaba en las bolsas”, afirmó Lorenia Montaño Ruiz, del PES.



Por su parte, la diputada panista Elizabeth Rocha Torres fue directo al grano, al solicitar a Contraloría abrir una carpeta de investigación para sancionar a aquellos diputados que están abusando del recurso público.


La polémica no solo gira en torno a la nómina, también puede haber cuentas pendientes, gastos por comprobar que no han justificado ni regresado a las arcas públicas.


“En este momento solicitaremos a la contralora para que abra la carpeta investigación para los diputados por los siguientes conceptos: no comprobar cheques solicitados en inicio de esta Legislatura y que aún se encuentran sin comprobar, cuando la Ley es clara y dice que si los cheques que son a gastos por comprobar, no son comprobados en un término de 30 días, estos tendrán que ser reembolsados. En segundo lugar, que se aclare si fue solventada la observación de la Auditoría Superior de la Federación en cuanto al Capítulo 1000, y se finquen responsabilidades a quien llevó al caos la nómina, que pasó un incremento de casi un 200% de la plantilla personal, ya que la decimocuarta Legislatura nos dejó una nómina de alrededor de 900 mil pesos mensuales, y de un año, la decimoquinta Legislatura paga 2 millones 560 mil de pura nómina, hay una diferencia de un millón 660 mil pesos”, denunció Rocha Torres.


“Si vamos a hablar de transparencia, de que vamos a hacer eficientes los recursos del Congreso, debemos también hablar de frente y evidenciar realmente a quienes están exhibiendo ese tipo de asuntos, onerosos, y que al final del día lo único que va a pasar es que el dinero del Congreso está siendo mal utilizado, en lugar de utilizarse como debe ser”, secundó la diputada Lorenia Montaño.


 EL NEPOTISMO DE “CHAKY” VAN WORMER 

Entre los supuestos reclamos de Milena Quiroga Romero, está la denuncia que hicieran trabajadores del Congreso, todos afines al partido, quienes reclamaron que no se les ha pagado.


Quiroga reveló que los trabajadores se acercaron diciendo que tienen varias quincenas sin recibir su salario, “me gustaría hacer mención de un documento que recibí, donde se me ha manifestado como diputada de este Congreso del Estado, que hay una serie de personas trabajadoras y trabajadores a quienes no se les ha pagado su salario, tengo una lista aquí, donde dice que algunos no se les paga una quincena, tres quincenas, trece, doce, dieciséis quincenas. Por ejemplo, está aquí Mario Carrillo Lerma, que tiene no sé cuántos años trabajando aquí en el Congreso, y tiene trece quincenas que no le han pagado”, evidenció la morenista.


También figuran los nombres de:


Rubén Atilio Perea de la Peña


Mario Carrillo Lerma


Óscar Ceseña Sandes


Pedro Eduardo Limón León


Isaías Osuna Barrera


Verónica Esmeralda Méndez Amao


Liliana Alejandra Castro Cota


Mario Alberto Márquez Rodríguez


Marco Antonio Arvizu Díaz.


De lo que Milena Quiroga no se percató, es que evidenció a su compañero de partido Carlos José Van Wormer Ruiz, quien tiene laborando a su cuñada Verónica Esmeralda Méndez Amao, contratada en el Congreso el 16 de septiembre de 2019.


Desde hace poco más de un año, “El Chaky” (como se le conoce a Carlos José) ya era novio de la gemela de Verónica, por lo que fue colocada estratégicamente como auxiliar administrativo con un sueldo de más de 20 mil pesos.


Y hay más: el 27 de junio de 2019, Van Wormer solicitó la compra de cuatro boletos de avión a cargo de su cédula de pasajes, en la ruta La Paz-Guadalajara-La Paz.


Precisamente se trató de un viaje familiar de su novia Dania Berenice Méndez Amao, su suegra y dos personas más con los mismos apellidos, realizado del 14 al 20 de julio del año pasado.


Así, el nepotismo quedó muy claro al entregarle una plaza a su cuñada, además del beneficio con recursos públicos a familiares. Pese al mal manejo y beneficencia familiar en la que ha convertido al Congreso, Van Wormer todavía se atreve a pedir autonomía en el manejo de recursos en el Poder Legislativo.


“Necesitamos independencia financiera en los poderes Legislativo y Judicial de Baja California Sur. De consolidarse los cambios legislativos que hoy pongo a consideración estaríamos dando sin duda un paso fundamental en la construcción de instituciones más fuertes e independientes”, dijo Carlos Van Wormer.


En lo que refiere a los trabajadores mencionados en la lista, Rigoberto Murillo evidenció más irregularidades, asuntos que siguen sangrando las arcas legislativas.


“En el caso de los pagos a los que hacen referencia, nomás hay que citar tres ejemplos, porque hay que revisarlos todos, llama la atención porque algunas de las personas no las conozco, pero en el caso de Atilio Perea, él firmó un finiquito de acuerdo y se le pagó, y ya no lo hemos visto por aquí. En el caso el contador Limón, ellos no tienen contrato, se les acabó el contrato en diciembre del año pasado y no se le renovó, y si se le renovó contrato, Atilio no lo registró. Ellos fueron hablar con un servidor en mayo y se les hicieron pagos únicos para proteger su salario, pero no tienen contrato, eso está irregular, en el caso de Rubén Hernández se le sigue pagando”, expuso Murillo Aguilar.


EXCESO DE PERSONAL

De acuerdo con la nómina con la que concluyó la XIV Legislatura en 2018, el gasto mensual era de 900 mil pesos, y para los primeros meses de la nueva Legislatura, aumentó a 2 millones 560 mil pesos. Tal exceso fue observado y requerido por la ASF.


“Sobre esos incrementos en el Capítulo 1000, vienen del primer año de administración de este Congreso, yo lo expuse incluso cuando recibí la Junta de Gobierno, les dije que venía de la diputada saliente, presidente a la Junta de Gobierno que había incrementado alrededor de 12 millones de pesos la nómina en el primer año de ejercicio, ustedes lo conocen, se les envió la información a cada uno y se les pidió a todos que pusiéramos atención en ese tema, entonces no fue la administración del PES, fue la administración de Morena la que ocasionó estos incrementos”, lanzó Perla Flores Leyva, del PES.


Cada diputado dispone de 41 mil 500 pesos mensuales para contratar personal a su cargo, ya sean asesores, asistentes, de apoyo y auxiliares.


Pese a la “austeridad republicana” que juraron los diputados de Morena se haría cumplir en la actual Legislatura, todavía se aprobaron una bolsa adicional de 48 mil para contratar a más personal por encima del Presupuesto de Egresos.


“Algunos compañeros de aquí se oponen a que ahora se pague, pero el daño ya está hecho, porque al personal no se le puede correr, y, sin embargo, ahí está cobrando el personal que rebasa la bolsa de los 41 mil 500, porque fue un acuerdo los 21, de que los 48 extra era para nivelar aquellos que injustamente tenían menos personal, que los que habían abusado. Sin caer en cuestiones de incertidumbre, hay compañeros hay cuatro o cinco que tienen exceso de contratación de personal, y de los demás solo se escapan Elizabeth Rocha, José Luis Perpuli y Humberto Arce, Petra y Lorenia; todos los demás tenemos exceso de personal”, dijo Rigoberto Murillo.


Los diputados que tienen exceso de personal son: Sandra Guadalupe Moreno Vázquez, quien paga a cuatro trabajadores alrededor de 80 mil pesos; Rigoberto Murillo Aguilar, Esteban Ojeda Ramírez y Héctor Manuel Ortega Pillado, 80 mil pesos cada uno; Milena Quiroga Romero, Daniela Rubio Avilés y Soledad Saldaña, con 60 mil cada uno; Carlos Van Wormer Ruiz suma más de 70 mil pesos en trabajadores y Ramiro Ruiz Flores carga una nómina de 120 mil pesos mensuales.


Los diputados de Morena tienen a su servicio a 40 personas más, a quienes pagan a través de otras áreas para que su bolsa no exceda el monto, nómina adicional que asciende a un millón de pesos.


Al evidenciarse los excesos de personal, los sueldazos y demás, la diputada Milena Quiroga solicitó que esos temas se traten en privado, alejados de la vista de la ciudadanía, a escondidas y sangrando las arcas públicas.


“Habíamos acordado ver estos temas que se tratan en reuniones del pleno de trabajo, para tocar temas administrativos, sin utilizar la tribuna y el pleno para hablar de temas administrativos. Creo con base a toda esta información que está surgiendo aquí, que es necesario tengamos esta sesión privada para no tocar esos puntos aquí y llevarlas a una reunión privada”, recularía Quiroga.


En tanto que Lorenia Montaño señaló que los diputados de Morena quieren hacer la reunión en privado para que la gente no se entere que están traicionado los preceptos del partido: “No mentir, no robar y no traicionar”.


“Ya está excedido por más de un millón 400 mil pesos la nómina a lo que está actualmente, mensual, no hay dinero que alcance compañeros, y todavía meter más personal es ilógico, por eso es que les hacemos el llamado, de que si se van a tomar ese tipo de cosas en sesión privada para venir a dar madruguetes, ahí es donde no va a haber civilidad de parte nadie”, acusó la diputada de Encuentro Social.


LA DENUNCIA

Elizabeth Rocha, del Partido Acción Nacional, aclaró que no se trata de que los trabajadores administrativos y de transparencia estén haciendo las cosas mal para que a la institución le vaya peor en transparencia, sino que los diputados son desobligados y no cumplen con entregar justificantes, comprobantes y demás del recurso público al que tienen acceso.


“Este Congreso fue avalado con el 98.7% y que el resto implica el 1.3, es con lo que no se cumple, esto es por razón de que no se sube la información, no por cuestiones de finanzas; es por cuestión de que no hemos cumplido con el subir la documentación correspondiente a las páginas ministradas para ello”, detalló Rocha.


Intentaron meter un oficio en el que se justificaba que los diputados no están cumpliendo con su obligación de transparentar el uso de los recursos por los problemas del Congreso, pero deben justificar en qué se gasta el dinero público, “yo formo parte de una Comisión, en la cual la última ocasión no firmé un oficio donde se decía que no se podía publicar la información debido a los contextos y asuntos que estaban aquí en el Congreso, eso no nos impide el no poder subir la información, claro que sí se puede hacer todo eso, es cuestión de querer y voluntad política para no tener en este caso estos atrasos y ser señalados de que no estamos cumpliendo”, afirmó.


Desde 2018 se vienen haciendo las cosas mal, por ello la ASF observó el actuar de la Legislatura. Cuando Milena Quiroga Romero titulaba la Junta de Gobierno, se generaron gastos millonarios y abusó del recurso público, denunció la panista.


“Se solicitará a los diputados que tengan exceso de sus bolsas a trabajadores, que se ajusten, ya que está establecido que sus excesos sean dados de baja para poder regularizar la situación que prevalece en el Congreso del Estado. Se solicitará se abra una carpeta investigación a los periodos de la Junta de Gobierno para ver sus excesos en gastos, que en algunos casos excedió considerablemente, aquí se hablaba que si una Junta de Gobierno gastó un millón, que otras gastaban dos millones, no señores. Hay una que hablamos de casi 3 millones de pesos sustentados en documentos, que se gastaron, algunos comprobables, pero hay más de 2 millones de pesos excesivos, utilizados en esa Junta de Gobierno”, amplió.


La exigencia de Rocha es que todos los diputados se ajusten al recurso destinado para que contraten personal, que nadie exceda el monto, ya que para el presupuesto de 2021 habrá una reducción de 15 millones de pesos.


“Son nueve diputados que tienen exceso en la bolsa, cuando tienen derecho a 41 mil 500 y están excedidos, algunos por 60 mil, 70 mil y 100 mil pesos, hoy en este nuevo presupuesto que nos envían, va a haber una reducción de 15 millones de pesos para el Congreso del Estado. Señores diputados, les pido nos ajustemos al presupuesto y al personal que nos dejó la XIV Legislatura, no podemos tener esos excesos, nadie es diputado de primera, segunda y tercera, porque yo me he ajustado a la bolsa como muchos de mis compañeros que aquí lo han hecho. Pido a esos diputados den de baja al personal, para no seguir agravando el presupuesto del Congreso”, sentenció Elizabeth Rocha Torres.


MILENA Y RAMIRO, LOS MÁS EVIDENCIADOS

Bastaron cuatro meses para que la “mayoría” de Morena dejara destrozadas las arcas legislativas, no lo dicen los ciudadanos ni la oposición: lo dice la Auditoría Superior de la Federación.


Particularmente los responsables se llaman Milena Quiroga Romero y Ramiro Ruiz Flores.


“Hay que dejarlo claro, la observación de la Auditoría Superior de la Federación es de la Administración 2018 que fue cuando entramos, a 2019 que fue cuando estuvo el diputado Ramiro Ruiz como presidente del Congreso, de la cuenta, y la presidenta de la Junta de Gobierno Milena Quiroga” exhibió Perla Flores Leyva.


Ramiro Ruiz trató de justificar el desfalco y solicitó encarecidamente que todos esos temas se hablen en privado, “por eso digo que vayamos a una reunión privada, donde podamos debatir varios temas, como el caso de los 16 millones que hacen referencia, y lo voy a comentar aquí, porque es importante que se enteren: la Legislatura anterior, antes de irse, este gobierno les amplió el presupuesto por más de 17 millones de pesos para pagar sus compromisos que tenían, y ahí van los 16 millones de pesos que hacen alusión y fueron observados por la Auditoría Superior de la Federación”.


Mientras era el presidente de la Comisión de Cuenta Pública del Congreso en 2018, Ruiz solicitó varios cheques a su nombre por el concepto de cheques por comprobar.


En total adeuda alrededor de 200 mil pesos que no comprobó nunca, recurso que era aprobado y firmado por el mismo para su uso, y según la Ley, esos cheques debieron comprobarse en menos de 30 días, sin embargo, a la fecha no se sabe nada del recurso.


De no comprobarse en ese periodo, Ramiro Ruiz debió regresar el dinero, pero ni comprobantes o dinero se encuentra en su destino.


“En este Congreso, diputados que solicitaron por su encargo infinidad de cheques por gastos a comprobar, que a la fecha no se han comprobado, gasto de exceso y eso nunca se ha discutido desde el inicio esta Legislatura, hay oficios donde se les ha solicitado y han hecho caso omiso, hablan de honestidad, pero no dejamos de hacer lo que está mal”, denunció Elizabeth Rocha Torres.


SÚPER BONO

El 19 de febrero de 2019, los trece diputados afines a Morena renunciaron a los bonos y supuestas prestaciones a las que tenían derecho, recurso que se depositaría y regresarían en obras para la ciudadanía.


A la fecha no hay justificación que demuestre que el recurso se ha aplicado, pero se sabe que en marzo de 2020 los Diputados solicitaron se les depositara.


“Los diputados dijeron en su momento que renunciaban, y fuimos señalados de que recibimos privilegios, que recibimos bonos y unos diputados habían renunciado a ellos, sin embargo, hoy pregunto a esos diputados: ¿Qué pasó con ese dinero del cual habían renunciado? Pues hoy yo se los voy a decir: ese dinero lo solicitaron, ese dinero al cual ellos habían renunciado y que se entregaría en obras a los ciudadanos, ya está en los bolsillos de los diputados, ahora los diputados tendrán que decirle a la sociedad y a los ciudadanos en que se está gastando”, lamentó la panista Elizabeth Rocha Torres.


En marzo, cuando recibieron los recursos de los bonos que habían renunciado un año atrás, a algunos regidores se les vio estrenando camionetas del año de las más caras y el propósito inicial de los dichosos bonos se esfumó.


Estamos hablando de un bono trimestral de 400 mil pesos, el Fondo de Ahorro de 20 mil pesos, prestaciones de retiro entre 15 mil y 50 mil mensuales, 35 mil pesos de Apoyos Asistenciales, 10 mil por concepto de gasolina, entre otros. Además, los 21 legisladores recibieron algunos bonos extras por su ardua labor:


* El 14 de diciembre de 2018, el Congreso hizo una transferencia de un millón 900 mil pesos de la cuenta de cargo 0363579069 y por concepto de “gratificación” se entregaron 100 mil pesos a cada uno de los 21 diputados.


* El 28 de febrero de 2019 se transfirió un millón 200 mil pesos a 12 diputados que continúan cobrando los bonos irregulares.


* El 15 de marzo de 2019 aparece el registro de un millón 200 mil pesos por concepto de Estímulos al Personal (100 mil pesos a cada uno de los 12 diputados).


* El 15 de abril de 2019, de nueva cuenta se transfirieron los fondos para pagar 100 mil pesos a 12 diputados.


* Los bonos del 15 y 30 de junio fueron expedidos en cheque por 100 mil pesos, otorgando 200 mil pesos a cada diputado.

Publicar un comentario

0 Comentarios